Universidad Hipócrates

La importancia de la educación superior

¿Cuál es una importancia de la educación superior?

¿Cuál es la importancia de la educación superior? se considera el último paso en la enseñanza formal. Sigue al logro de un diploma de escuela secundaria y generalmente implica la finalización de un título. La mayoría de las definiciones reconocidas explican la educación superior dentro de los límites de un colegio o universidad que otorga títulos y, en algunos casos, certificaciones.

Las preguntas sobre la eficacia de un título universitario continúan desafiando a la comunidad de educación superior. ¿Realmente vale la pena la inversión?

Un título universitario es caro. Realmente no hay forma de evitar ese hecho. Si elimina la población de estudiantes que van a completar su carrera, todavía tiene una cantidad sustancial de aspirantes a títulos que saldrán de la universidad con una deuda insuperable. Es un hecho aterrador que muchos usan como razonamiento para no obtener un título.

Pero, demos un paso atrás y pensemos en la educación universitaria como algo más que invertir en un trabajo futuro. En cambio, consideremos ello en términos de lo que ofrece: una oportunidad para transformar.  

Comencemos con lo obvio: existe una gran brecha salarial entre los que tienen y no un título. Y se prevé que esto crezca. De hecho, se encontró que las personas que estudiaron una licenciatura y trabajan a tiempo completo ganan un 84 % más durante su vida que aquellas que cuentan con un diploma de escuela secundaria.

Las personas con educación universitaria también disfrutan de otros beneficios como salud y seguro de vida, los cuales conducen a una vida útil mayor. Por lo tanto, al evaluar el ROI de una educación universitaria, es importante observar el panorama general. A lo largo de la vida, quienes tienen un título simplemente ganan más, ya sea dinero, beneficios o ambos.

El mercado laboral está cambiando drásticamente para adaptarse al crecimiento de la inteligencia artificial. A medida que la tecnología se vuelve más sofisticada, las empresas pueden filtrar cierto papel a favor de la automatización. Esto significa que los trabajos están cambiando. Los roles que solían depender de la interacción humana se ven reemplazados por inteligencia artificial.

A raíz de ese cambio, habrá una mayor demanda de trabajos que requieran una comprensión avanzada de las tecnologías. Ahora, más que nunca, es valioso invertir en una educación que pueda manejar esas necesidades. Y, sin embargo, todavía hay otras habilidades importantes a considerar.

El mercado laboral puede ser muy difícil y las empresas buscan activamente candidatos con una educación completa.

educación-superior

No es suficiente tener un título en ingeniería o matemáticas. Los empleadores requieren que sus candidatos hablen bien y tengan un gran dominio de la comunicación y la escritura. Quieren empleados que puedan cumplir con sus disciplinas elegidas, al mismo tiempo que presentan un conocimiento impecable de habilidades blandas. Quieren ver a un ingeniero que haya tomado un par de años de francés, y les encanta encontrar a un estudiante de matemáticas con especialización en comunicaciones públicas.

Parece mucho pedir, y lo es. Pero, el razonamiento para esto es bastante simple. Las empresas quieren candidatos que tengan una amplitud de conocimientos y que estos sirvan en cualquier desafío. Los aspirantes más fuertes son aquellos que pueden demostrar un repertorio sólido de clases universitarias, en varias disciplinas y estructuras. Una educación superior permite a los estudiantes construir esta compleja lista de habilidades.

La educación superior no trata únicamente de obtener un título. Si damos un paso atrás y examinamos lo que implica una experiencia universitaria, podemos ver que es más que solo asistir a clases y tomar exámenes. De hecho, la educación superior consiste en aprender nuevas formas de pensar y adquirir habilidades para resolver problemas.

Se les pide a los estudiantes que razonen fuera de sus zonas de confort. Se les enseña a participar en el pensamiento crítico como individuos y miembros de un salón de clases. En muchos casos, se requiere que los estudiantes extiendan su imaginación en trabajos tanto orales como escritos, a menudo presentados frente a sus compañeros. En otras palabras, una educación universitaria enseña a los estudiantes a pensar de manera diferente.

Además de obtener un título, un estudiante se graduará con habilidades nuevas y mejoradas en pensamiento crítico, análisis, comunicación escrita y oral y resolución de problemas en grupo.

Educación internacional

Uno de los beneficios más obvios de una educación universitaria es la oportunidad de estudiar en el extranjero.

Además de obtener un título, un estudiante se graduará con habilidades nuevas y mejoradas en pensamiento crítico, análisis, comunicación escrita y oral y resolución de problemas en grupo. Uno de los beneficios más obvios de una educación universitaria es la oportunidad de estudiar en el extranjero.

Estudiar fuera del país varía en duración desde unas pocas semanas en el verano hasta un año completo, y muchas instituciones ofrecen precios especiales para sus programas. En algunos casos, una escuela tendrá un plan establecido en el extranjero, que permite a los alumnos estudiar al mismo precio de matrícula que en su campus de origen. Es raro tener ese tipo de oportunidad fuera de la educación universitaria.

Los colegios y universidades de hoy en día están invirtiendo mucho tiempo y energía en oportunidades de aprendizaje real y experiencial. ¡El futuro es práctico! Los estudiantes aprenden mejor cuando tienen experiencias externas para aumentar la instrucción en el aula, y el aprendizaje inmersivo y de experiencia lleva a los estudiantes a ambientes del mundo real como prácticas, hospitales y pasantías. Dentro de estos entornos profesionales, los estudiantes pueden ejecutar las teorías que aprenden en el aula.

También se les asignan nuevas responsabilidades que, en menor escala, coinciden con el entorno de trabajo que les interesa. Finalmente, los estudiantes pueden usar estas experiencias para probar su provecho en sus pasiones. A veces, una pasantía o práctica es todo lo que un alumno necesita al darse cuenta de que quiere o no seguir el campo de estudio elegido.

Algunos colegios y universidades permiten que los estudiantes de pregrado participen en oportunidades de investigación de forma independiente o junto con un profesor. Este es un gran beneficio para los estudiantes que buscan ganar algo de experiencia antes de obtener una maestría, donde la investigación es casi siempre un requisito del programa.

En otros casos, algunas escuelas realmente requieren que sus estudiantes universitarios completen una tesis final o culminante como un componente de la graduación. No importa cuál sea la circunstancia, incluso si no se realiza con el propósito de ingresar a la escuela de posgrado, la investigación enseña habilidades valiosas en la gestión de proyectos y la etiqueta de escritura. Este tipo de experiencia es muy atractivo para los empleadores que buscan evidencia de dedicación y disciplina personal.

maestra-dando-clases

Antiguos alumnos

No se puede exagerar que los ex alumnos juegan un papel importante en el futuro de la educación superior. Retribuyen a sus comunidades, brindan obsequios a sus instituciones y, en muchos casos, ofrecen una red para estudiantes que buscan conseguir un trabajo después de la universidad.

Una red sólida de antiguos estudiantes puede ayudar mucho en la búsqueda de empleo, con abundantes ex alumnos deseosos de ayudar a los recién graduados a encontrar una oportunidad dentro de su campo de estudio. Algunas instituciones incluso invitan a sus egresados a regresar al campus y actuar como miembros del panel para los estudiantes de último año. Los jóvenes tienen la oportunidad de hacer preguntas vitales sobre su industria, mientras que los graduados pueden ofrecer consejos, información e incluso oportunidades para establecer contactos.

Profesionales miembros activos de la comunidad

Las personas con educación universitaria tienen más probabilidades de involucrarse en su comunidad. También es cierto que un título informa sobre algo más que la especialidad. La educación superior explora temas complejos relacionados con la salud, el medio ambiente, los negocios y la política.

Cuando se educa a los estudiantes para que examinen múltiples problemas, en varias industrias y disciplinas, aprenden a evaluar los conflictos actuales desde un punto de vista interdisciplinario. Es esa misma habilidad dentro de la educación superior la que equipa a los graduados para ser miembros más activos de la comunidad y votantes más inteligentes.

Crecimiento personal e independencia

Si pensamos en obtener un título dentro de la carrera universitaria tradicional, podemos considerar la educación superior como una fase importante de independencia y resolución de problemas.

Los estudiantes universitarios se ven inundados de cambios fundamentales, muchos de los cuales tienen lugar fuera del aula. Los alumnos deben aprender cómo administrar su tiempo, tratar con nuevas personas y compañeros de cuarto, además de hablar con sus profesores y navegar en sus recientes entornos sociales. Lo más importante es que los estudiantes deben ganar la independencia para tomar estas decisiones por sí mismos.

Una educación universitaria es mucho más que enfrentar nuevos desafíos en el salón de clases. Se trata de aprender a manejar la independencia recién descubierta de una manera práctica y segura.

chica-universitaria-con-personas-de-fondo

Clubes, Grupos y Extracurriculares

Los colegios y universidades son grandes en la promoción de actividades extracurriculares para fortalecer los currículums. A veces se refieren a esto como un “currículum de actividades”. Las empresas quieren ver que los candidatos pasaron sus días universitarios haciendo algo más que estudiar. Desean ver evidencia de liderazgo y participación en clubes y organizaciones.

Una educación universitaria permite a los estudiantes involucrarse en estas actividades extracurriculares. Por lo tanto, incluso si un alumno está obteniendo un título en ciencias de la computación, aún puede demostrar experiencia de liderazgo sirviendo como miembro del comité de su fraternidad o hermandad. Los estudiantes también pueden presumir de su participación en clubes de idiomas, organizaciones de servicio comunitario o simplemente grupos dedicados a una determinada pasión.

Conclusión

El mundo está cambiando. La tecnología sé desarrollando más allá de nuestros sueños más salvajes, y los problemas complejos en los negocios, el medio ambiente y la política continúan desafiando a la sociedad. La educación superior prepara a los estudiantes para enfrentar estos retos con valor y determinación.

Una educación universitaria es más que instrucción en el salón de clases. Es un viaje holístico que explora las facetas de la individualidad, la perseverancia y la habilidad. Un título se trata de aprender a pensar, comunicar y entregar. De manera más realista, puede considerarse como una transformación, del potencial a la realización.

¿Estás listo para obtener tu título? ¡Ve a conocer las distintas carreras universitarias que ofrecemos en Universidad Hipócrates!  

Deja un comentario :

* Tu correo electrónico no será publicado.